Sin categoría

La barriga vacía. Marta Camacho Venteo

LA BARRIGA VACÍA:
El proceso sanador del aborto.
Vas  a la farmacia, por puro  trámite, algo dentro de ti ya lo sabe. Haces pipí y mojas ese aparato pidiendo a todos los seres cósmicos que no salga positivo. Por una vez en la vida, un positivo es algo detestable.
Sí! Para quien aún no lo haya entendido, un embarazo no siempre es motivo de felicidad y celebración. Las lágrimas empiezan a brotar de manera descontrolada y la desesperación de ese momento solo es un atisbo de todo lo que te espera.
Quiero centrarme en la importancia del aborto en la vida física, emocional, sexual y reproductiva de la mujer y en la capacidad desarrollada socialmente para enterrar, bajo pesados escombros, las heridas femeninas que necesitan ser sanadas, miradas, acariciadas y amadas.
Deseo detenerme en la importancia de reivindicar un trato humanizado por parte de las instituciones sanitarias en la interrupción voluntaria del embarazo.
 ¿Por qué solo oímos, las que queremos escuchar, la voces que gritan por el respeto a la vida desde su inicio (embarazo y parto)?
¿Y el respeto a la mujer que decide abortar? ¿Acaso no es importante y lícito que cualquier mujer pueda sentirse apoyada y acompañada ante la alternativa de no seguir adelante con su embarazo? ¿Dónde están las doulas entonces?
El inconsciente femenino esta rasgado, arañado, golpeado brutalmente por el castigo que las mujeres llevamos pagando históricamente, por el mero hecho de serlo.
Las cargas, los secretos, los abortos no reconocidos y silenciados se cristalizan en nuestra alma de mujer, provocando dolor, sufrimiento y  desequilibrios físicos, psíquicos y emocionales. ¿Crees que me refiero a otra época cuando describo estas situaciones? ¿Crees que las mujeres nos hemos liberado de las miradas del Gran Tribunal, donde la juez más severa acostumbramos a ser nosotras mismas bajo condicionamientos que nada tienen que ver con nuestra verdad interior?
No seamos ilusas y dejemos de dar cuerda al gran motor del patriarcado, ¡negando lo evidente! Nos debemos un trabajo consciente y amoroso por el síndrome de la barriga vacía después de una interrupción del embarazo!!!

Un aborto no es  una operación en la que te extirpan el apéndice. El aborto, aunque sea producto de una decisión voluntaria (que no por eso menos dura) es la pérdida de un bebé que, con independencia del periodo gestacional,  le ha sido negada la posibilidad de vivir. Este proceso necesita ser vivido con conciencia y amor dejando atrás la culpa, el silencio , el victimismo y el dolor que hiere la memoria de nuestro inconsciente femenino.

FOTO: Ibai Acevedo

Apelo a la responsabilidad como mujer de llevar la mirada a nuestro vientre, fuente de creación, para cuidarlo y devolverle el poder que esencialmente tiene.
No quiero olvidarme de aquellas mujeres que viven y sienten el proceso de interrupción del embarazo como una cita más, que al salir del centro sanitario les permitirá tachar con fluorescente haber realizado el trámite y ese mismo día o al día siguiente seguir con la  rutina, como si nada hubiera pasado a nivel físico , emocional y espiritual. 
Concibo el cuerpo como una entidad holística. Desde esta concepción, me resulta muy difícil olvidarme de que cualquier emoción, situación y, en este caso, intervención pueda pasar desapercibida en la vida de la mujer. ¿No se tratará, una vez  más, de los condicionamientos educativos, sociales, políticos y religiosos a lo que ineludiblemente estamos sometidos, que nos hacen mirar a otro lado? Típicas frases como “no llores, que no pasa nada”, “mujer no seas exagerada”, da gracias a que tiene solución”… y un sin fin de recomendaciones e incluso, prohibiciones que aunque no sean mal intencionadas clarifican la incomprensión y el rechazo al dolor propio y ajeno. La complejidad de las emociones y el miedo a que nuestras propias heridas sean tocadas nos separa de la PRESENCIA que permite que  la vulnerabilidad, ajena y propia, se exprese, que las lágrimas corran y que las aguas de las emociones fluyan.
Simplemente, se trata de estar ahí presente.
Reivindico el reconocimiento del proceso de interrupción voluntaria del embarazo como un proceso empoderador de la mujer. Un proceso que merece una mirada atenta y amorosa a nivel físico, emocional y energética antes, durante y después de la intervención.
Antes de entrar en la sintomatología post-abortiva, me gustaría recordar que, se entiende por enfermedad  cualquier quebrantamiento del equilibrio orgánico, físico o desorden en el plano funcional y psicológico con lo que se era anteriormente.
Posibles síntomas  y consecuencias post-abortivas:
                  Fuertes dolores menstruales
                  Desequilibrio emocional: depresión, perdida del interés por el mundo, apatía…
Sentimientos comunes:culpabilidad, tristeza, ira, soledad, miedo, auto-reproche…
                  Sensaciones físicas: vacío en el vientre, náuseas, opresión en el pecho, opresión en la garganta, falta de aire, hipersensibilidad al ruido, fatiga, ansiedad…
                  Rechazo de todo aquello que este relacionado con la maternidad
                  Perdida del deseo sexual
                  Aislamiento social
                  Trastornos de sueño y/o alimenticios
                  Debilitación de la relación de pareja, en caso de que exista
                  Futura infertilidad por haberse creado un  bloqueo no sanado  físico, emocional y energético.
Todos estos síntomas nos alertan de que algo a dejado de funcionar bien en nuestro cuerpo, y por lo tanto en nuestra vida en su más amplia excepción. Como mujeres sabías  es nuestra responsabilidad darnos permiso para vivir el duelo por ese bebé que no ha nacido. Llorándolo, reconociendo su existencia dentro del sistema familiar, dándole un nombre, aceptando la situación tal y como es, liberando la culpa, perdonándonos y sobretodo, dejando fluir todo el manantial emocional ¡porque es normal, solo necesita conciencia y amor!.
Finalmente, me gustaría subrayar, brevemente (próximo post) algunas medidas que considero beneficiosas para la sanación de un aborto o para realizar un aborto consciente.
Medidas pre-abortivas:  La comunicación con el bebé es una herramienta muy sanadora para la mujer en estas circunstancias. Explicarle al bebé los motivos por los cuales no va a nacer, agradecer su corta presencia y despedirse antes de la intervención, oralmente o por escrito, resulta muy liberador para la mujer. Además, los rituales  y las visualizaciones  con velas, inciensos, esencias… ayudan mucho en el proceso. ¡Que cada una cree su propio ritual y su propia visualización para conectar con esa alma!
Medidas durante la intervención: Contactar con los servicios de una doula, des del inicio, me parece una muy buena opción por las grandes dosis de amor, comprensión y abrazos que puede dar a la mujer  y por toda la información y conocimiento necesario que puede transmitirle a la mujer  para que pueda sentirse más segura, protegida y confiada en la intervención.
Medidas post-abortivas: me parece evidente considerar que aquella mujer que haya tenido un proceso de intervención consciente des de su inicio, llegara a esta última etapa (que suele ser la más subversiva emocionalmente) con más fuerza, confianza y amor. Personalmente, aconsejo  acompañar dicho proceso de algunas terapias naturales que trabajan para reestablecer el equilibrio a nivel físico, emocional y energético. En cambio, aquellas mujeres que sientan la sintomatología del estrés post traumático abortivo, podrán optar por sanar esta situación vital aprovechándola como parte de su crecimiento personal y empoderandose (próximo post).

Marta Camacho Venteo
Doula. Acompañamiento de embarazo, parto, post-parto, pérdida gestacional y interrupción voluntaria del embarazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s