Sin categoría

ConciliAcción

Quince días y dieciséis semanas. Me da la risa. Pero la risa de cabreo.

Un hombre que acaba de ser padre tiene quince días para conocer a su bebé. Para mimarlo y disfrutarlo. Quince días para apoyar a su mujer en la lactancia si así  lo decide, para facilitarle el día a día. Quince días para adaptarse a su nueva vida como papá, para poder vivir su paternidad sin estar agotado por otras causas que no sean las visitas inoportunas o las noches en vela por los “cólicos”. Uno de los dramas postparto es precisamente el momento en que tu marido se tiene que ir a trabajar y te quedas sola ante el peligro, con un bebé de quince días al que aún apenas conoces. Y Raúl no tuvo ni eso. Ante la amenaza encubierta de que estaba en peligro su contrato indefinido, le “recomendaron” que no disfrutara de su baja y le dieron tres días. Tres días de baja por paternidad.
¿Y qué me decís de las dieciséis semanas de la madre? Tres meses y veinte días que, con suerte, se pueden ampliar un poquito si la empresa te lo permite y te quedan vacaciones por disfrutar. A lo sumo, lo “normal” no asciende a más de cinco meses. Te tienes que ir a trabajar horas y horas dejando a tu bebé de cinco meses con abuelos o cuidadores en guarderías, haciendo malabares para  mantener la lactancia y echando quilos y quilos de maquillaje a tus ojeras de oso panda. Porque además tienes que darlo todo y con buena cara, es lo que se espera de ti.

Gary y yo hemos sido afortunados. Con el sueldo de Raúl y mi paro pudimos mantenernos el primer año y, después, he ido trabajando a días sueltos para poder compaginármelo y que el niño siempre estuviera con uno de los dos. Todo esto, hay que decirlo, partiendo de la base que, con sueldo y medio, lo que haces es mantenerte; pagar facturas y comer, caprichos los justos. Pero ya os digo, hemos sido afortunados. Tengo muchas amigas y conocidas mamis, y la situación es un auténtico drama.

Muero de pena cuando veo a una mamá llorar porque en dos semanas empieza a trabajar a tiempo completo, y no quiere dejar a su niña de seis meses con su suegra. Y no precisamente porque sea su suegra, es porque lo que no quiere es separarse de su hija. No quiere perderse sus pedorretas, sus carcajadas y sus primeros pasos. Y se perderá muchas cosas.
Muero de pena cuando veo mamis que tienen que destetar a los cuatro meses. Sí, ya sabemos que hay opciones, pero no necesitan clases de moral a estas alturas. Necesitan tiempo con sus bebés y no andar con extractores de leche arriba y abajo. Necesitan irse a la cama sabiendo que no pasa nada si esa noche el peque decide que quiere fiesta. Pero no, al día siguiente vuelta a empezar con la vida de trabajadora, dejando atrás tu vida de madre.

Que alguien me explique cómo coño se hace. Que alguien venga y me diga que es posible no dormir más de tres horas seguidas y aguantar toda una jornada de trabajo rindiendo al 100%. Y después, llegar a casa y sacar de nuevo las fuerzas de no sé dónde para limpiar, cocinar, etc.

Ahora he empezado a trabajar de manera estable de nuevo. Jornada de 30 horas semanales, que no está nada mal, con un sueldo decente. Pero también tengo que hacer malabares, y Gary este año ha tenido que empezar la guardería. Y también hay días en los que se me hace cuesta arriba y siento que no puedo con todo, y me dan ganas de mandar bien lejos eso que me da de comer. Pero no puedo.

Así que en este país la conciliación no existe. Si quieres reducción de jornada la tendrás, pero con su correspondiente reducción de sueldo. Lo que casi nadie se puede permitir. Así que lo que te queda es tirar como puedas, taparte las ojeras, llorar en el baño, y después…después volver a casa corriendo para disfrutar de esa sonrisa que te vuelve loca.

Queremos conciliación de la de verdad. YA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s