bebe prematuro·cumpleaños del cielo·duelo gestacional

Con los dedos de una mano

Hace tanto que no te escribo que no sé ni cómo empezar. Planeo durante meses escribirte la carta más bonita del mundo, pero llega tu día y soy incapaz de hacer nada que esté a tu altura. Y no, no soy capaz de plasmar con cuatro letras lo que siento por ti. Porque esto es inmenso Jael, porque no hay libro que pueda hablar de nosotros y describir mi amor por ti al detalle.

Ya son cinco años. Cinco, como los dedos de mi mano, con los que pude sujetarte durante unos días y con los que abrazaba a la perfección tu diminuto cuerpo. Y no pasa el tiempo en tu recuerdo. Tu olor sigue impregnado en mí, en lo más hondo de mí. Tu llanto amortizado por tu urna de cristal, tus manitas llenas de cables…Todo sigue en mí.

Hoy ya no me pregunto “Porqué a mí”; hoy no lamento tu muerte, no deambulo perdida por el camino del duelo. No, ya no duele tu partida como antes. Porque he aprendido, porque me has enseñado a vivir contigo en otra parte. A encontrarte en otras cosas, en otros gestos, en otros abrazos que deberían ser los tuyos, pero me dan otros. Porque sé que estás conmigo, jamás lo dudaría.

Pero te echo de menos, Jael. Todos y cada uno de mis días, y no creo que deje de hacerlo nunca. No hay un solo día en que no te piense, y no hay una sola noche en mi vida en la que no pida el deseo de volver a verte en un sueño.

Y te quiero. Te quiero con todo mi ser; te quiero de la manera más incondicional que jamás pude imaginar. Sin barreras, sin fronteras. Más allá de lo que cualquier madre terrenal pueda llegar siquiera a imaginar. Aunque no te vea, aunque no te pueda tocar ni abrazar, eso no importa. El amor no necesita de un cuerpo, mucho menos el amor de una madre.

Necesito decirte también que lo siento. Por si el aire te lleva mis palabras, por si puedes escucharme…lo siento. Porque no estuve a la altura, porque me faltaban fuerzas. Porque debí tomar otras decisiones y debí dedicarte más tiempo. Pero no podía. Aún no sé bien porqué, pero no podía. Te merecías más, mucho más, y no supe dártelo. Así de caprichosa es la vida, no sabes todo lo que podrías haber hecho hasta que pierdes la oportunidad. Me cuesta mucho esta parte, y no sé si algún día podré perdonarme. Aunque sé que tú si lo has hecho.

Te cuento, también, que lucho y trabajo cada día para que tu corta vida no haya sido en vano. Y procuro hacerte visible a los ojos de quienes no quieren o no pueden verte, porque exististe y existes, eso es innegable. Porque TÚ me convertiste en madre, fuiste tú. Aunque para muchos no cuente, fuiste tú.

Hoy cumples cinco años, y hoy sé que tu vida tuvo sentido. Viniste a enseñarnos todo esto, a dibujarnos nuevos caminos, a transformarnos la vida. A mostrarnos un amor diferente, pero inmenso e infinito.

Gracias Jael, gracias. Por haber luchado diecisiete días, por permitirnos conocerte, por esperarnos para poder despedirte. Gracias por todo lo aprendido, por las personas encontradas. Gracias por ser, por existir, simplemente.

Gracias por vivir.

Porque vives en mí, Jael, ahora lo sé. En mí, en papá, en tu hermano. En todos y cada uno de los que te recuerdan y te nombran. En nosotros seguirás vivo para siempre, por más años que pasen.

Feliz cumpleaños chiquito. Te queremos, hoy y siempre.

 

10 comentarios sobre “Con los dedos de una mano

  1. Hermosa carta escrita desde lo mas profundo del alma. No es justo que la vida nos haya arrancado a nuestros hijos, pero jamás los arrancará de nuestro corazón. Ni el tiempo, ni las personas conseguirán que nos olvidemos de ellos pq vivirán con nosotros eternamente hasta el último aliento. Ellos son los que nos han enseñado lo que es amar por encima de todo.
    Un beso al cielo para este pequeño luchador y para mi hijo Marcos que partió hace casi dos años.
    “NUNCA NOS DEJAN, SIEMPRE ESTÁN REVOLOTEANDO POR ENCIMA NUESTRO”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s